Ao Ao

De Bestiario del Hypogripho
(Redirigido desde «Ao-ao»)
Ao Ao, por Gutty.
Hypogripho transcripción.png
Este artículo es una transcripción textual reformateada
de un artículo en el blog del Bestiario.
Puede encontrarse en:
El Sexto Hijo
Logo mito guaraní.png
Este artículo contiene una aproximación investigativa sobre temáticas correspondientes a mitos antiguos y/o leyendas orales.
Mitología guaraní:
Ao Ao

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo contiene elementos recopilados por Orlando Acuña.  Este artículo está ilustrado con imágenes de Gutty, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo carece de bibliografía real que sustente su contenido; se beneficiaría de su adición.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Se lo conoce como Ao Ao o Sexto Hijo. Posee la facultad de reproducirse solo y vive en una gran manada en las zonas más inhóspitas de cerros y montañas. El Ao Ao se alimenta de carne humana y vive persiguiendo a las gentes que se aventuran por los cerros. La única manera de salvarse de la manada es trepando a un pindo. Cualquier otro árbol en el que se refugien los perseguidos será desarraigado por sus terribles garras y derribado en poco tiempo pero al parecer, el pindo posee algún hechizo contra la ferocidad de estos monstruos. El Ao Ao es cuadrúpedo pero cuando ataca se pone sobre dos patas. Sus poderosísimas garras y su cabeza feroz nos recuerdan a un oso, pero su cuerpo es como el de una oveja y bajo esa apariencia logra que las gentes se acerquen sin temor.

En esta versión le hemos agregado un par de brazos más y una estructura no muy fornida, de pelaje no tan generalizado sólo es abundante en ciertas partes de su cuerpo.

Enlaces externos[editar]

⚜️[editar]

Icon creador genérico.png
El contenido de este artículo fue recopilado por la persona siguiente:
Orlando Acuña
Sus derechos intelectuales le pertenecen.