Antibestiario:Homo gigachadensis

De Bestiario del Hypogripho
GryphoHippo 1.png ADVERTENCIA: Este artículo es parte de la wiki del Antibestiario del Gryphohippo Plateado.
Nada que aquí pertenezca conforma el canon de su Omniverso, es validado por autores ni cumple necesariamente estándares de contenido. Podría ser parte de realidades alternas o existencias paralelas.
Fotomontaje mostrando el concepto de ser humano supremo.

Este artículo tiene contenido que finge ocurrir en nuestro "mundo real", pero es de hecho ficticio.     Este artículo se compone de contenidos creados por Imontegav.  Este artículo está ilustrado con imágenes de autoría desconocida, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo tiene una dificultad intraficcional mínima (magnitud 1). Debería resultar accesible para el público en general. 

Homo gigachadensis es un término acuñado por el filósofo Imontegav para describir la especie más alta en la evolución de la especie humana, considerándolo como el fin último de la misma. Esto significa que todo esfuerzo de modificación humana, tanto genética como cibernética, debe encaminarse en la creación del Gigachad, el ser humano supremo.

El Homo gigachandensis es una unidad final de la perfección física, biológica y mental del ser humano, pues es el ser humano transformado en Dios. De acuerdo con Imontegav (autor del Imontegaverso, 2020), la humanidad se encuentra en un proceso transformador, evolucionando desde la tecnosfera a la biosfera y la noosfera.

Etimología[editar]

El término procede de Homo (de hombre en latín, pero también nombre biológico taxonómico del género de los humanos), y "gigachad" (nombre dado a un personaje impersonal que aparece en diversas ilustraciones artísticas y conceptuales de un ser humano perfecto).

Significado[editar]

Mientras que desde la religión se supone que un Dios ha establecido directivas concretas sobre el destino final del Universo, desde una postura científica, por el contrario, podemos observar tendencias naturales y pensamientos racionales y de ahí, podemos estimar hacia dónde podrá ir la humanidad en un futuro muy lejano.

Existe una tendencia natural que orienta la evolución de la materia, la vida y el pensamiento. En el futuro, tal tendencia llevará a la humanidad hacia un estado de toposofía límite, máxima adaptación y perfecta geoemtría corporal. Este "ente máximo" del destino humano es lo que Imontegav denomina como el Homo gigachadensis (“foco cósmico personalizante de perfección”).

Características del Homo gigachadensis[editar]

  • Proveniente del género Homo.
  • Anatómicamente perfecto, con ratios dorados y superdorados en cada parte de su cuerpo.
  • Biológicamente perfecto, con todos los problemas anatómicos y biológicos de la evolución (como la incapacidad de sintetizar todos los aminoácidos esenciales y vitaminas del grupo B, la existencia del punto ciego, la posición de la arteria aorta, y la vulnerabilidad a priones, por ejemplo) resueltos.
  • Hiper-adaptación biológica a diversos entornos y tolerancia significativa a entornos extremos.
  • Mentalmente trascendente: El Homo gigachadensis ha superado el primer nivel toposófico, resultando en un pensamiento más avanzado e incomprensible para los humanos naturales actuales.
  • Físicamente trascendente: El Homo gigachadensis no puede ser el resultado final del proceso de crecimiento en complejidad y consciencia del Universo. En lugar de eso, el Homo gigachadensis debe existir incluso fuera del universo, y diversificarse y adaptarse a otros planos y bajo leyes físicas diversas.
  • Irreversible: Una vez alcanzado, permanecerá inmutable al paso destructor del flujo entrópico de las dimensiones de tiempo.

⚜️[editar]

 Logo Imontegav.png  Artículo original de Imontegav
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png