Antibestiario:Coroniseo

De Bestiario del Hypogripho
GryphoHippo 1.png ADVERTENCIA: Este artículo es parte de la wiki del Antibestiario del Gryphohippo Plateado.
Nada que aquí pertenezca conforma el canon de su Omniverso, es validado por autores ni cumple necesariamente estándares de contenido. Podría ser parte de realidades alternas o existencias paralelas.

Este artículo tiene elementos tentativos o especulativos que formarían parte del Omniverso de Umaggar (lo Semifinito), pero que no fueron necesariamente confirmados como canon en él.     Este artículo tiene elementos originales creados por NimoStar. Click para ver todos los artículos de este autor.  Este artículo está ilustrado con imágenes de NimoStar, ninguna otra persona, ningún autor adicional y nadie más.  Este artículo no posee aún fuentes ficticias, pero se beneficiaría de ellas.  Este artículo es de dificultad intraficcional moderada (magnitud 2). Algunos conocimientos sobre las ficciones mencionadas pueden ser necesarios para entender mejor, o del todo, el tópico. 

El Coroniseo es una construcción e institución en Plunplunmai donde ocurren cruentos enfrentamientos pautados previamente para el entretenimiento de una población de virus sapientes - llamados Coronovirus, por la corona radiata del cerebro. Los coronovirus no piensan por sí mismos, pero pueden obligar a sus especies huéspedes a "pensar por ellos", capacidad clave para la operación exitosa de un Coroniseo.

Propósito y funcionamiento[editar]

A los Coronivirus no les bastaba con saber de las Peleas Teóricas del Omniverso: Querían presenciarlas en persona.

De algún modo misterioso pudieron recrear gran parte de seres biológicos de distintas partes de Umaggar. Probablemente el proceso involucró a los coronovirus utilizando sus habilidades de manipular ADN y ARN, aunque se trata de mera especulación. Esto tenía el objetivo nada menos que de enfrentarlos unos a otros.

La estructura del Coroniseo fue creada en base a las memorias y recuerdos de las especies mentesclavas de estos insidiosos virus, sin dejar de mencionar por supuesto que también utilizaron su mano de obra para este propósito (los virus no hacen nada por sí mismos, mucho menos un proyecto de esta magnitud).

Cuando las peleas fueron inauguradas, los coronovirus notaron que el principal problema era la falta de motivación de los contrincantes para luchar. Concluyeron entonces que debían hacerlos pelear ellos mismos. Los Coronovirus infiltraron los sistemas nerviosos de sus víctimas y los llevaron a estallidos de violencia esquizoparanoide, estado en el cual atacaban a todo lo que se les acercaba más de una cantidad arbitrariamente establecida. En adición, los coronovirus disminuían la capacidad respiratoria, llevando a que menos oxígeno o gas equivalente alcanzara el cerebro de sus víctimas.

Desarrollo y resultados[editar]

Luego del fiasco de las "peleas" iniciales entre contrincantes reticentes (la "batalla" entre el unicorno y el cisne-leda fue el fracaso más grande de la historia, de la cual surgió eventualmente un unipegaso), las batallas posteriores bajo control vírico empezaron a tener renombre y traer a multitudes de billones (millones de millones) de virusespectadores virtuales por la virustelevisión (la cual está instalada en sus "viviendas" y con la cual tienen conexión las 48 horas del día). Los coronovirus viven confinados en sus hogares (los cerebros de seres biológicos), por lo cual la presencia en el coroniseo es holográfica y son escalados a miles de millones de veces su tamaño en estos hologramas.

Como los resultados de estas peleas se dan por entretenimiento para los Coronovirus y en condiciones controladas, los investigadores interplanares no consideran válidos sus resultados; sin mencionar que ocurren en las postimetrías cercanas.

Ascenso y Ocaso[editar]

El Coroniseo creció tanto en popularidad que tuvo que ser reconstruido tres veces para acomodar peleas más y más grandiosas. Eventualmente los coronovirus se volvieron soberbios y sobreestimaron su capacidad de mantener las cosas bajo control. La batalla entre un ejército de 800 escorpiosauros de distintos colores contra un clan de Abysspass liderado por una Señora de la Guerra se salió de las manos y el Coroniseo fue tragado por un conflagración de agujeros negros y fuerzas electromagnéticas. Todo el planeta resultó engullido y su sistema solar se volvió inestable.

Por fortuna para los coronovirus, su gran ratio de contagio significó que ya existían en otras razas de Plunplunmai dispersos a través de los vuelos interestelares. Para ese momento habían otros coroniseos más reducidos en diversos planetas, pero el espectáculo nunca volvió a ser igual. Donde antes mirar el Coroniseo era una diversión para toda la familia, ahora se tratan más bien de comunidades de aficionados los que siguen con cuidado los resultados.

⚜️[editar]

 Icon Nimo Rhombus II 1036px.png  Artículo original de NimoStar
Para proponer cualquier cambio o adición, consulte a los autores.
Icon pluma dorada 1.png